sábado, 8 de octubre de 2011

Chipirones en salsa





El día que vi estos chipirones en la pescadería me entusiasmé, eran el tamaño ideal para hacerlos guisados.

Cuando, ya en la cocina de casa fui consciente de la cantidad de "bichitos" que cabían en 1 kilo ya no me parecieron tan bonitos. Solo mantuve la ilusión pensando en los ricos que estarían en su salsita. Por eso, y solo por eso, valió la pena darse el palizón de limpiar todos. 

Ingredientes

1 kg de chipirones
3 cebollas grandes
3 dientes de ajo
Avellanas tostadas
1/2 vaso de vino blanco seco
2 ñoras, o pimientos choriceros
Aceite de oliva 
Perejil
1 cucharada rasa de harina
Agua 
Sal

Primero limpiemos los chipirones


 Aquí lo podéis ver de las dos formas, entero y "despiezado"

Consta de la cabeza, de ojos saltones, y un cuerpo cubierto de una piel muy fina con dos "aletas" al final del mismo. 

Para limpiar: con una mano tomáis el cuerpo y con la otra tiráis de la cabeza. Con la cabeza saldrá también la tripa y al final de ésta la tinta del chipirón (Una bolsita negra minúscula que en ésta preparación no necesitamos). Pegada a la cabeza veréis una especie de "horquilla", si tiráis de ella saldrá con facilidad (Está pegada también a las tripas, desechad éstas) Cortar por encima de los ojos y rescatad los tentáculos, dentro de los mismos hay una especie de "diente negro y duro", quitadlo también.

A continuación tirar de la piel del cuerpo del calamar, que suele salir entera. Meter el dedo en el interior de la bolsa y quitad la tira transparente que veis en la fotografía, es como la espina dorsal del calamar. Limpiad la bolsa con agua corriente, por si hubiera tierra, y escurrid en un colador. Reservar.


Hacer la picada de ajo y perejil


Añadir las avellanas, y picar también


Triturar la cebolla bien fina. También la podéis picar si os gusta más. Freír en una cazuela con aceite de oliva


 Cocinar hasta que pierda la humedad.

Durante este paso tuve que añadir un poquito más de aceite a la cebolla, pero con mucha precaución, porque una vez se evapora toda el agua que ésta contiene, el aceite aflora de nuevo. Sazonar con sal.


Animo queda poco.  Necesitamos que se sofría bien y que tome color. Si se pica la cebolla indudablemente se hace antes que si se tritura o ralla.

Aquí podemos empezar a sofreír las ñoras. Se puede hacer de dos formas: se dejan en remojo con agua del tiempo durante dos o tres horas, y luego se "raspa" la carne interior con un cuchillo o cucharilla. A continuación se añade al sofrito. Remover procurando que no se queme (exactamente igual que el pimentón) y echar el líquido. Si utilizáis esta opción añadir la carne al final del sofrito, y antes de echar el líquido.

O bien la que os explico a continuación porque a veces están demasiado secas y el remojo no es efectivo:  abrir, quitar las semillas y sofreír unos instantes. Luego hay que triturar y colar en un colador chino como os explico más abajo.


Una vez tengamos la cebolla bien hecha, añadiremos la picada. Sofreír durante 5 minutos más para que el ajo no nos quede crudo. A continuación sacar las ñoras, y triturar con un poquitín de agua mineral. Reservar.


Echar el vino y dejar que se evapore por completo


Añadir la harina, y sofreír unos instantes.

No es conveniente utilizar mucha harina porque al asentarse el guiso la salsa espesará mucho más. 



A continuación introducir los chipirones limpios en la cazuela. Remover para que se impregnen de la salsa, y cocinar unos minutos a fuego lento.


Verter el puré de ñoras y el vaso de agua mineral.

No es necesario cubrir de agua. Bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar tapado para que los chipirones suelten todo el jugo. Si veis que hace falta agua siempre estáis a tiempo de echar más.


Fijaros en esta imagen, van a empezar a hervir y no están cubiertos de líquido. Veréis como sin haber añadido más líquido al finalizar la cocción hay suficiente salsa.


No deben cocinarse mucho, estarán listos en unos 10/12 minutos, a fuego lento. 

Los chipirones ya suelen llevar sal y es por esa razón por la cual mejor condimentar casi al final del guiso.

Al reposar el guiso la salsa espesa y el sabor aumenta, por esa razón, también, hay que condimentar con cuidado.


Lo ideal es hacer este plato con algunas horas de antelación, los chipirones toman mucho más sabor y la salsa estará en su punto de espesor.

 (Clicar encima de la imagen para ir a la receta)



Otra opción para preparar chipirones o calamares. Cuidado con el grill, que a mi casi se me queman!...



20 comentarios:

  1. Pero que rica receta ...los chipirones nos encantan en asa ..y hace tiempo que no los como ..gracias por recordarmelo..apunto tu receta .bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado riquísimos. La verdad que trabajito tiene el limpiarlos, pero después como tú dices merece la pena. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Mi linda niña,bien merece la pena trabajar un poquito en limpiar los chipirones por qué se ven con un excelente resultado¡¡¡¡
    Tomo nota mi niña de esta ricura.
    Un besote enorme y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Qué receta tan laboriosa, y qué ricos tienen que estar!

    ResponderEliminar
  5. Como me gustan los chipirones así, que delicia.

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Cuando los estás limpiando parece que se reproducen, que no acabas nunca, verdad?
    Pero viendo el resultado creo que ha tenido que merecer la pena, una salsita para chuparse los dedos, que engordan menos que el pan, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Jo!!! Estoy salibando tanto que me voy a cargar el teclado.
    Bueísimos

    ResponderEliminar
  8. Hola, no conocía tu blog; me encanta cómo te han quedado estos chipirones, pero más aún el nombre de tu blog, jajajaja. Un saludo, ya tienes otra seguidora.

    ResponderEliminar
  9. BlueLadyyyyyyyyy!!!! estos si que son unos chipirones como dios manda!!!! y es que tus paso a paso son lo mejor de los mejor!!!!! y que pintaza diosssss!!! es que me los jalaría con pluma y todo! jajajaja!!!! te han quedado de 1o amiga!!!

    ...y muchísimas gracias por tu apoyo tras mi última publicación, me ha encantado leerla y tras ver lo que me has puesto sé que he hecho bien!!!

    Besiños salseros BlueLady!!!

    Tito! :)

    ResponderEliminar
  10. los chipirones así con una delicia, es que te han quedado estupendos
    besos

    ResponderEliminar
  11. Sera una cosa mía pero a mi me encanta limpiar chipirones.

    En mi casa nos encantan los chipirones y te han quedado para no parar de comer. Riquiiiiiisiiiimos.

    Besosssssssssss

    ResponderEliminar
  12. Te han quedado maravillosos y esa salsa deliciosa!! La próxima vez los hago así. Besos

    ResponderEliminar
  13. Te an quedado riquisimos!Esta salsa pide pannnnn!
    Besets.

    ResponderEliminar
  14. Trabajar, has trabajado, pero.... ¿Y lo bueníiiisimos que tenían que estar??? mm..mmmmm..
    Un besín

    ResponderEliminar
  15. une délicieuse façon de préparer le calamar, j'adore
    bonne journée

    ResponderEliminar
  16. No los comí nunca así y esa salsa tiene que estar tremenda. Tomo nota. Besinos.

    ResponderEliminar
  17. ciao!grazie della visita!!!!!magnifica questa ricetta!!baci!

    ResponderEliminar
  18. Pero chiquilla qué plato! que receta! absolutamente irresistible ...no quiero ser pesada pero ¿como van los tramites de mi adopción?
    *.* Un abrazo MAMI MAMI.

    ResponderEliminar
  19. A mí me gustan tanto que me armo de paciencia, como bien dices, y hasta los cocino rellenos.

    Pero nunca les puse avellanas! ¡Qué grandes ideas tienes!.

    Me encanta la receta, las fotos, todo, todo.

    Besos, guapetona.

    ResponderEliminar
  20. Aquí estoy paseándome por esta receta de chipirones que en cualquier momento la hago además quiero agradecer tu comentario. Me llevo tu blog al mio para no perderte
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.