jueves, 24 de mayo de 2012

Londres, mucho más que una ciudad


Odio sentirme una extraña en los sitios que visito, por eso intento conocer sus costumbres, su idioma, y su gastronomía. Pero sobre todo me gusta observar y charlar con la gente; ellos son los que transmiten mejor que nadie la esencia del país en el que viven.