jueves, 7 de marzo de 2013

Croquetas de queso de cabra y tomates secos



Esta receta fue una de las primeras ideas que tuve cuando El Recetario Mañoso y sus nuevos anfitriones para el mes de marzo, Laura y Pedro, del blog Cacharreando en mi cocina, esta vez de la mano de nuestra querida mañosa Maria Pilar del blog Cocinica de Benas, nos propusieron que aportáramos ideas para utilizar el tomate seco en nuestra cocina.

Puesto que en un buen recetario deben tener cabida las novedades pero también los platos clásicos, y no he visto ninguna  receta publicada de croquetas con tomate seco he pensado que sería una buena ocasión para hacerlas.


Para su elaboración he preparado un fondo de sofrito al que he añadido queso de cabra fresco. El resultado es una croqueta muy sabrosa y suave al paladar ideal para tomar como aperitivo.
También estuve barajando otras combinaciones de alimentos como pueden ser el tomate seco/pollo rustido, tomate seco/setas, tomate seco/beicon, bolitas de arroz/hortalizas/tomate seco, bolitas de patata/beicon/cebolla/tomate seco. Todas ellas podrían quedar bien, pero al final me incliné por una ideal para el aperitivo

En cualquier caso cualquier croqueta bien elaborada es uno de los bocaditos más populares en nuestro país. Todo un lujo que levanta pasiones en cualquier mesa donde se sirva.

Ingredientes para 30 croquetas 

Las medidas están muy ajustadas, las podéis doblar, pero no es aconsejable cambiarlas

150 g de tomates secos 
250 gde queso de cabra de rulo 
100 grms. de cebolla
25 ml. de aceite de oliva
50 g de mantequilla
60 g de harina
400 ml. de leche entera
Pimienta negra de molinillo
1 paquete de pan rallado grande (mejor que sobre)
2 huevos grandes
Sal


Lavar los tomates secos. Poner a remojar en agua tibia de un día para otro, o bien los ponéis a hervir por espacio de dos minutos y dejáis que se enfríen en la misma agua de cocción. Para, en los dos casos, pasar seguidamente a escurrir, y secar bien el tomate con un papel de cocina antes de su utilización.

Cortar los tomates secos a trozos, quitando las partes duras, el nervio central y las semillas en la medida que podáis. Cortad la cebolla en juliana. Quitar la envoltura blanca que acostumbra a llevar el queso de cabra. Nos deben quedar 200 g limpios.

Hay que tener en cuenta que la envoltura pesa, así que por eso os he indicado comprar un poco más.

El sofrito: en una sarten honda sofreir la cebolla a fuego lento hasta que se dore ligeramente. 
Añadir los tomates troceados. Condimentad con un poco de sal y pimienta negra de molinillo. Freir el tomate, siempre a fuego lento, hasta que éste haya perdido toda su humedad y empiece a dorarse.

 Este paso es imprescindible, si dejáis el sofrito crudo el sabor del fondo perderá mucho. A continuación triturad todo y reservad.

La bechamel:  en la misma sarten, y a fuego lento, verter el aceite y la mantequilla. Cuando ésta se haya deshecho echad la harina. Remover con unas varillas para que se integre con los elementos grasos. Sin dejar de remover cocinar unos instantes (tiene que burbujear). A continuación, y removiendo siempre para que no se formen grumos, verter la leche caliente poco a poco. Introducir el sofrito y el queso de cabra troceado en la bechamel. Hervir 4 o 5 minutos a fuego lento, removiendo siempre. Rectificar de sal si hiciera falta.

Verter la masa en una bandeja o cuenco, Tapar con un papel film pegado literalmente a su superficie para que no se forme costra. Tapar también el recipiente y guardar en la nevera hasta que esté completamente fría.

 Es preferible hacer la masa de un día para otro, puesto que estará mucho más dura y será más fácil de trabajar.

Ya solo os queda dar forma a las croquetas. Las podéis hacer alargadas, o en forma redonda, pero si son para aperitivo es preferible que no sean demasiado grandes. Tampoco es preferible hacerlas grandes cuando la masa es tan blanda como la de hoy.

Os podéis ayudar de dos cucharas soperas. Cogéis la masa con una de ellas y la volteáis de una a otra hasta conseguir una forma alargada. Para las redondas se puede emplear los cuencos con pestaña que se usan para coger el helado y formar bolitas. Los hay de varios tamaños. 

Introducir la croqueta en el huevo batido condimentado con un poco de sal. Sacar con la ayuda de dos tenedores, escurrir de huevo, y pasar a un recipiente con abundante pan rallado. Hacer un ligero movimiento de zig zag en el recipiente para que se quede bien impregnada. 

Repetid  la misma operación otra vez más. O sea pasar de nuevo por huevo y pan rallado. Tener en cuenta que el queso se vuelve líquido cuando se calienta. Por esa razón necesitamos una cobertura un poco más fuerte de lo habitual.

Si no las vais a cocinar al momento guardar en la nevera sobre una superficie plana cubiertas con un poco pan rallado para que se vayan secando hasta el momento de freír. Al ser una masa muy blanda si cogen temperatura pierden la forma simplemente con apoyarlas en una superficie dura.

Calentar abundante aceite en una sarten honda de tamaño medio. No debe quemarse en ninguna circunstancia pero si debe estar muy caliente.

La temperatura del aceite es fundamental para que las croquetas no se abran al freir. Tampoco cocinéis muchas a la vez, pues eso hará que la temperatura baje y se os deshagan. 5/6 unidades es suficiente si no sois muy expertas.

Las croquetas solo deben dorarse por fuera puesto que el interior siempre está cocinado. Así que se trata de tenerlas unos segundos en el aceite, dar la vuelta cuidadosamente (yo lo hago con un tenedor y una cuchara) para que se doren por ambos lados y  pasar a un plato cubierto con papel de cocina para que escurran el aceite sobrante.

Deben servirse recién hechas, y si son para aperitivo en varios recipientes de tamaño pequeño.

Observaciones: suelo hacer las croquetas caseras con Thermomix.  Pero esta vez, a parte de que he hecho una cantidad muy pequeña, necesitaba que la cebolla y el tomate estuvieran más sofritos que de costumbre y por esa razón lo he cocinado a mano. No obstante se puede hacer el sofrito en la sarten y en los siguientes pasos continuar con el robot de cocina.

Para dar forma a las croquetas me he ayudado de una máquina que compré hace tiempo y que no solo ahorra muchísimo trabajo sino que anima a hacer más cantidad de croquetas de una vez. Eso permite incluso tener un buen surtido de ellas en el congelador para las emergencias.


 http://cosas-mias-y-demas.blogspot.com.es/2010/06/arroz-con-gambas-y-curry.html





29 comentarios:

  1. 1º decirte que me han encantado las croquetas.
    Mientras leía las primeras lineas no paraba de preguntarme como quedarían las croquetas porque sólo la idea ya me gustaba. Luego, cuando ya he visto la imagen, me he convencido de que me van a gustar sobre manera.
    Ya hace un tiempo que he probado los tomates secos pero he necesitado la propuesta del mañoso para lanzarme definitivamente con ellos.
    Me quedo con tu nueva propuesta porque es otra de las cosas que se me ha metido por los ojos.

    Esa maquinica para las croquetas... ¿Donde se consigue????.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wiwith, en una tienda de Barcelona, en la Calle Aragón, que se llama Gadgets, de esas de cacharritos que hacen de todo.
      Pero me han dicho que en Makro también está. La verdad es que va bien porque ahorra muchísimo tiempo.
      Besos.

      Eliminar
  2. Qué rico!!, me gustan mucho los tomates secos, y el queso de cabra, osea la mezcla me parece estupenda!! qué ricura total!, me hizo gracia la máquina de croquetas, es para eso verdad? exclusivamente para hacer croquetas?, me encanta! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la máquina que has visto es para hacer croquetas, pero también se pueden hacer con una manga pastelera y una boquilla ancha...
      Se pone el pan rallado encima de una bandeja de las de servir y con la manga se hace una raya de masa. Luego se corta a medida, con un tenedor se voltea para que se impregne de pan rallado... Y así sucesivamente hasta terminar la masa.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. me encantan estas croquetas, pero la máquina me parece chulisima!! tiene que ser de mucha utilidad, yo siempre las hago con manga pastelera, bicos

    ResponderEliminar
  5. Había leido sobre esa máquina, pero no la había visto. Y las croquetas....... de lujo.
    Bs

    ResponderEliminar
  6. Que cremosas se ven, por cierto que también me encanta el aparatico que tienes para hacer las croquetas. Saludos mañosos.

    ResponderEliminar
  7. ummmm, que super-croquetas!!!!

    ResponderEliminar
  8. Unas croquetas deliciosas,menuda combinación.Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha dejado con los ojos como platos el artilugio que has utilizado par aformar las croquetas. Nunca lo he visto y quieroooooo unooo!!
    Te han quedado perfectas y muy bien explicadas (he tenido que reducir el texto un poquito, no me cabía en el ebook jejej)
    Un besico y feliz finde.

    ResponderEliminar
  10. Estas croquetas tan ricas y diferentes tienen una pinta deliciosa ,deben estar de cine
    besinos

    ResponderEliminar
  11. Las croquetas son siempre sinónimo de éxito en casa. Estas sin duda lo serán porque no me las pierdo.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  12. Por partes, me encantaron, me parece una opción fabulosa.
    Eso me pasa a mi con la tmx y las croquetas que no termina de sofreir bien lo que yo quiero de la cebolla.
    Y por último, con la croquetera no da pereza hacer las croquetas, invento caro pero genial.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta Alba!! con todos esos ingredientes tienen que estar realmente deliciosas. No tardaré en hacerlas. Besos

    ResponderEliminar
  14. Madre del amor hermoso wapa ,que pinta tienen esas croquetas con lo que me gusta el queso me las cenaria todas y todas ,se ven delciiosas.
    Me encanta tu propuesta para el mañoso igual que la caballa con ese fantastico aliño de tomate secos y el romerescu que delicia de platos has exo con ellos.
    Bicos mil y feliz finde
    .

    ResponderEliminar
  15. Croquetas deliciosas donde la hayan,Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  16. Estas croquetas son de matrícula de honor- Qué paciencia has tenido porque cuando son de textura blandita necesitan muchos mimos para que no se desmoronen a la mínima y a ti te han quedado perfectas.
    Me gusta esa maquinita que ayuda.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Ana, es una croqueta para expertas, jeje!...
      Pero la verdadera dificultad reside en la fritura. Hay que hacerlas con abundante aceite caliente y muy rápido. Que se doren, y sacarlas rapidamente o se abren irremediablemente. Porque al calentarse, como explico en la receta, se vuelven muy líquidas y explotan..
      Si ocurre eso hay que colar el aceite para que no se quemen las partículas que suelta el queso ya que nos ensuciaría el aceite y la fritura no se vería bonita...
      Un beso.

      Eliminar
  17. Llevo un buen rato encontrándome con un par de cerezas rojas cuando visito los blogs amigos, Así que he venido a conocerte y me alegro, hay muy buenas recetas por aquí.
    Las croquetas están de vicio.
    Un bico y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Qué pasada de croquetas!! adoro el queso y con ese tomate seco han de estar deliciosas. Besos

    ResponderEliminar
  19. que rica la combinación del queso de cabra y los tomates secos, menuda receta mas original y apetecible has aportado.
    Me ha encantado, y con la máquina te han quedado perfectas.
    un beso guapa
    buen finde

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado!......ls sabores, la sedosidad.....y esa maquinita.....de lujo!.....Piensas hacer salchichas caseras?.....tratare de buscarla.....me tentaste con tu receta..........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  21. j'en raffole ils sont excellents!
    bonne journée

    ResponderEliminar
  22. Jo, qué cosa más rica, qué suaves y sabrosas tienen que quedar. El toque que les da el tomate seco es algo especial.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  23. Hola Alba. Estupenda aportación la que has hecho para el Mañoso. Me he fijado en esa máquina y me ha llamado la atención. Seguro que te habrá quitado mucho trabajo jj.
    Unas croquetas que por el aspecto que tienen deben estar para chuparse los dedos. como entrante o aperitivo están fabulosas, éstas que has hecho son todo un lujo. Finas, sabrosas y deliciosas. Todo un manjar.
    Que pases una buena noche.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. hola! Pedazo depinta que tienen estas croquetas,madre mia.....

    ResponderEliminar
  25. Pedazo de pinta que tiene las croquetas....madre mia!

    ResponderEliminar
  26. Que buenaaaaaaaaaaaaas!!! :D

    http://bonprofitbarcelona.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.