domingo, 3 de marzo de 2013

Romesco de tomates secos


Cuando vi que en El Recetario Mañoso, del cual Laura y Pedro del Blog Cacharreando en mi cocina, son los nuevos anfitriones, nos proponían utilizar los tomates secos de Caspe para hacer las recetas del book de Marzo. Me puse a pensar enseguida qué plato iba a cocinar, porque el tomate seco es un producto que me encanta utilizar en los aliños de pescados azules, pasta, ensaladas, hortalizas asadas, e incluso como condimento en algunas sopas.

Además los dos estupendos cocineros y compañeros han hecho un post muy interesante sobre este sencillo pero sabroso producto de Aragón.  No olvidéis pasar a leerlo porque estoy segura de que os encantará. Y si os animáis a dejar vuestra receta secreta con ese toque especial que solo vosotras sabéis mejor que mejor. Esta vez les acompaña en su tarea Maria Pilar del Blog Cocinica de Benas, una de las simpáticas mañosas como todas sabéis.
Se pueden encontrar tomates secos hidratados listos para utilizar al momento en multitud de establecimientos pero también se pueden preparar en casa, puesto que no presentan ninguna dificultad ni para hacerlos ni para conservarlos. Solo hay que tomar algunas precauciones que a continuación os explicaré.


Lo primero que tenéis que hacer es lavarlos bajo el grifo del agua y re hidratarlos. Yo opto siempre por hacerlo la noche anterior. Los dejo en remojo cubiertos de agua mineral tibia, y al día siguiente están perfectos.

A continuación los tenéis que escurrir bien y secar cuidadosamente con papel de cocina. Después dejadlos unas horas destapados para que se sequen del todo, puesto que necesitan perder toda la humedad antes de terminar de re hidratarse en aceite para que posteriormente no se enmohezcan.
Seguidamente los introducís en un frasco de cristal que se pueda cerrar herméticamente. Los disponéis a capas condimentados, por ejemplo, con ajos ligeramente aplastados, sal, pimienta negra, tomillo, laurel, albahaca, o las hierbas que más os gusten. Yo he utilizado sal, perejil fresco, orégano fresco, ajos crudos, y pimienta negra. 

Cubrir totalmente el tomate con aceite de oliva Virgen Extra. Cerrar el recipiente, y conservar en un lugar seco y fresco. Se pueden empezar a consumir a las 48 horas, pero es aconsejable hacerlo a partir de las dos semanas. Los tomates estarán perfectamente hidratados y aromatizados con el sabor de las hierbas.

Con ellos he confeccionado salsa Romesco  para acompañar a unos tortellini de espinacas y requesón.

Ingredientes para 4 personas
150 g de tomates secos en aceite
90 g de avellanas tostadas
3 ajos secos asados
4 cucharadas de agua mineral (o agua de haber remojado los tomates)
 2 cucharadas de vinagre de manzana
1/2 cucharadita de pimentón de la Vera, o la carne de una ñora previamente remojada (pero hoy no tenía en casa
Orégano fresco
Sal
El aceite de la marinada
500 g de tortellini de espinacas y requesón (pasta fresca)
Queso parmesano rallado


Asar los ajos en el horno pre calentado a 180º. Se os harán en unos 10 minutos, así que no os descuidéis.

Triturar las avellanas con el 1-2-3 o el turmix sin que lleguen a convertirse en polvo. Reservar En el mismo vaso añadir los tomates, los ajos, la sal, el vinagre, el agua, el pimentón (o la ñora) y triturar hasta que se haga una pasta. Añadir las avellanas y mezclar con la pasta de tomate.

A continuación, y sin dejar de triturar, introducir poco a poco, el aceite de la marinada de los tomates. Si es necesario añadir más aceite hasta conseguir la textura que os guste

Probar el Romesco y rectificar el condimento a vuestro gusto si hiciera falta.

El Romesco  lo podéis guardar en la nevera, cubierto de una capa de aceite, en un recipiente tapado herméticamente. Es preferible consumirlo antes de dos semanas.


Hervir la pasta como os indique el fabricante. Escurrir. Aliñar con un hilo de aceite de oliva virgen extra, y cuatro cucharadas de queso parmesano rallado. Servir inmediatamente acompañada del Romesco de tomates secos y orégano fresco.


Y por fin quiero indicaros que si a los tomates le quitáis el orégano de la maceración y le ponéis laurel. Y al hacer el Romesco de tomates secos le quitáis las avellanas, y le añadis una guindilla pequeña sin semillas os irá genial para condimentar la caballa a la brasa, que podéis acompañar con patatas baby al vapor, y una buena ensalada de brotes verdes.


18 comentarios:

  1. Es una salsa que es una delicia y con esta pasta ya Besos

    ResponderEliminar
  2. Buenooo!!! Qe plato más delicioso. Y la explicación de todo el proceso no puede se más completa. Una entrada de las de guardar en sitio de honor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo!
    Sin más, uso muchísimo estos tomates así que me guardo tu receta.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el romesco, pero no se me habría ocurrido hacerlo con tomates secos, menuda pinta tiene ese platazo! Habrá que ponerse manos a la obra.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  5. ¡UY, que romesco mas bueno, Alba!.
    A mi me da muchos problemas el hacerlo con tomates frescos así que tu opción me parece perfecta.
    Yo también me guardo tu receta.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Alba:

    No se repite la receta, que va... este romescu espectacular, me ha encantado la utilización de los tomates en esta salsa no se me hubiera ocurrido.
    Muchas gracias por tu participación y miles de besicos,

    ResponderEliminar
  7. me encanta el romescu, y lo hago muchas veces con tomates secos pues queda estupendo.

    ResponderEliminar
  8. Caray ,esa salsa tiene una pinta fabulosa ,tiene que darle un toque a la pasta excelente
    besinos

    ResponderEliminar
  9. me encanta la pasta y con esta salsita tiene que estar de vicio, bicos

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el romescu, sobre todo para el pescado, pero con la
    pasta...me la llevo la pruebo rápido, bssss.sefa

    ResponderEliminar
  11. Genial!! una receta estupenda. Esperando la segunda estamos.
    Un besico y que la semana te sea muy llevadera.

    ResponderEliminar
  12. Uy, con lo que me gusta el romesco. Tengo que probar eta versión.
    Me guardo tu receta para comprar tomates secos en mi próximo viaje al mercado.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta Alba! me encanta la receta con tomates secos y la explicación tan interesante ¡gracias!. Yo también me guardo la receta. Besos

    ResponderEliminar
  14. Una receta completisima!!! Que buenos estos tomates secos, me parece un trabajo laborioso pero con un final espectacular!! La pasta tiene una pinta genial, besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  15. Que bueno, un poco laborioso pero seguro que merece la pena, yo era un poco reacio a cocinar con tomates secos pero con lo que estoy aprendiendo al final me voy a aficionar. Saludicos.

    ResponderEliminar
  16. Que bueno Alba,me encanta esta salsa,y que buena idea ponerle a la pasta...lo probare.
    Besets.

    ResponderEliminar
  17. Hola Alba. Esta tipo de salsa me encanta aunque no la he hecho y menos con tomates secos jj. Yo también intento hacer alguna receta para colaborar pero entre que son fiestas y que no encuentro tomates secos jj seguro que cuando haya pasado el plazo me saldrán como setas jj. He recorrido varios puestos y que si quieres arroz jj pero no pierdo la esperanza aunque el tiempo pasa volando.
    Esta salsa tiene una pinta fabulosa. Acabo de verla y ya se me hace la boca agua al imaginar unos calçots con ese acompañamiento, por cierto el viernes pasado los comí jj, no los conté pero creo que menos de 10 no fueron.
    Seguro que con tu salsa hubieran estado de lujo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.